viernes, diciembre 31, 2010

Fin de nada

Las bisagras del cambio de año no cesaban de sonar. Todavía no habíamos alcanzado el futuro y ya lo estábamos fosilizando.

Por el ruido supe que no era un sueño.

lunes, diciembre 27, 2010

Cosmogonía de Uno

La luz imposible de aquel sueño construyó el paréntesis de posibilidades en el que poder escribir. Las letras fueron cayendo, una a una, como sombras. Las palabras se alumbraron en siluetas. Atisbé a contraluz que Uno (vuelvo a evocar a Discépolo) lo es despertándose en su sueño o no es. Dicho en palabras de Pessoa: "Duermo cuando sueño lo que no existe. Me despierto cuando sueño lo que puede existir"

lunes, diciembre 13, 2010

7

Las cimas son fijaciones de la naturaleza que se mueren para concretarse y servir de reclamo a los niveles primarios de la mente humana.

sábado, diciembre 11, 2010

Desde donde se puede

Ciego, me esfuerzo por coger el compás necesario para conseguir desanudar hoy la tarea que ayer me asignó el discurrir.

Sordo, camino ajeno a las cadencias que mis acentos provocan, divagando atento a los labios que me alejan de los sueños que se tejen a mis espaldas.

Cojo, procuro soñar felinamente, evitando agitar el caleidoscopio de la impostura, no vaya a ser que me despeñe por una fingida ladera de juventud.

Mudo, escribo con la fuerza de mis ojos, la finura de mis oídos, la ligereza de mis pasos y la alegría inaudita de mi voz.

lunes, noviembre 29, 2010

Diccionario para soñar: esperanza

ESPERANZA: Estado del ánimo en el cual se nos presenta como posible lo que deseamos.

"Uno busca lleno de esperanzas
el camino que los sueños
prometieron a sus ansias"
Enrique Santos Discépolo

viernes, noviembre 26, 2010

Perdido

No fueron sus ojos,
fué cómo me vieron,
su mirada,
cómo la vieron los míos,
mi mirada,
entregada.

domingo, noviembre 21, 2010

Disyuntiva

La luna pasea quieta, interponiéndose entre la vida y los cielos. Su presencia es la señal que invita a tomar la opción del sueño.

Pero antes, echo un vistazo al periódico y leo que unos científicos han atrapado unos átomos de antihidrógeno para poder observar las diferencias entre materia y antimateria.

Así que ahora no sé si irme a dormir o a despertar.

sábado, noviembre 13, 2010

Solo

Miro sus ojos. Miro y escruto sus miradas, llenas de mi. Falsa impresión. La necesidad me ha vuelto a engañar y sólo tengo una respuesta: echarme a mi mismo de la sala.

Lo hago. Me concentro en la tarea. Busco distanciarme de mis influencias (sin olvidarlas). Conseguido, sonrío triunfal. Sonrío como última concesión a la inteligencia antes de ponerme serio. Serio como nunca.

Elijo las notas precisas para expresar lo que no puedo decir, para decir lo que no quiero expresar. Suena algo. ¡Por fin!

sábado, noviembre 06, 2010

Encajes

Al igual que en otras ocasiones, ocurrieron demasiadas cosas al mismo tiempo o tal vez coincidieron en una misma cosa diferentes tiempos. “Torbellinos” así me asaltan con cierta frecuencia y he optado por nombrarlos, imitando a lo que se hace con los huracanes.

Helena, como la bauticé esta vez, alcanzó categoría cuatro, superando la consideración de “tormenta tropical” y arrellanándose amenazante, a un solo escalón del nivel: “enamoramiento devastador”.

Ya sé que son sólo sueños, que una vez reposadas las partículas en suspensión, el medio recobra su orden. Pero la confusión se parece mucho a la vida. Y que las cosas encajen, demasiado a lo contrario.

jueves, octubre 21, 2010

Lux antiquior amore

“La luz es más antigua que el amor. El factor tiempo es por lo tanto clave para comprender los mecanismos de la luz. Porque si el amor es propiedad exclusiva de nuestra especie –perros, gorilas o caballos no aman-, cabe pensar en un tiempo, antes del amor, en el que la luz ya existía, y cabe así mismo pensar (desconozco qué pensamiento resulta más desalentador, si aquél o éste) en un tiempo, después del amor, es decir, después de los seres humanos, en el que la luz seguirá existiendo. Los científicos, que han ocupado durante el siglo XX el lugar de los filósofos y de los artistas, pues no sólo han interpretado el mundo, sino que también lo han explicado poéticamente, disponen de un gran número de imágenes para hacernos sentir nuestra pequeñez. Una es ésta: la luz existe con independencia de que exista un sujeto que la contemple”

Ricardo Menéndez Salmón

lunes, octubre 04, 2010

Sin hacer pie

Al echar la nave al mar, caemos en la cuenta de lo poco que ha servido decorarla, de lo inútil que va a resultar su guapura en caso de tormenta, de lo vana que llegará a parecer lejos del puerto.

No hará falta que ruja el temporal. El primer relámpago revelará la necedad de los oropeles cuando no hay más espectador que la inmensidad.
Mi barca se llamaba “Flamenca” y no entendía de superficies.
Unos ojos marinos la llevaron a su hondura,
la acunaron en el lecho profundo de sus sueños
y mecieron sus anhelos con las palabras azules de los peces.

Su duende se avino en sabiduría.

domingo, octubre 03, 2010

domingo, septiembre 19, 2010

Del "Canto a la libertad" IN MEMORIAM

"También será posible
que esa hermosa mañana
ni tú, ni yo, ni el otro
la lleguemos a ver;
pero habrá que forzarla
para que pueda ser."

José Antonio Labordeta

jueves, septiembre 16, 2010

¡Sacrificados!

¿Por qué lo que empezó siendo camino acabó convertido en túnel?
Es la mente, esa gran tuneladora que impulsa nuestro avance.
Avanzamos a ciegas, cegados por el despertar.
Esclavos de la luz, hijos de la luz.
La batalla decisiva se libra en la frontera del sueño a la vigilia.
En el paso de un modo de ser a otro.
De un ser a otro.
Cada vez.

miércoles, septiembre 08, 2010

Inútiles

A esa hora, Pablo aflojó la corbata de sus principios y se arremangó los finales, dinamitó en añicos el ego de aquella tarde inacabable y, echando boca del primer licor al alcance, escribió:

“Tutelamos nuestra propia alma para que no sueñe por su riesgo, lastramos su vida con la rémora de nuestros anhelos y colocamos a cada sueño un fondo de mercurio que lo transformará en espejo, mientras… desaparecemos.”

viernes, agosto 27, 2010

Resultado: pobreza

La acción humana,
hija del cálculo,
sueño condenado al desamor,
desencuentro esencial,
eterna paralela de la vida,
pereza de ser,
torpeza.

miércoles, agosto 25, 2010

Caducidad

Caminé ayer, o así lo recuerdo, por el Paseo de los Plataneros (me dijiste que lo llamaban, o de esa forma te lo contaron), y me acordé de ti que ya no puedes acordarte.

Y aquí lo escribo sin saber si de verdad paseé por ese sitio, que tal vez no se llamara como me dijiste, porque lo inventaras o lo inventaran quienes te lo contaron o porque no existió, aunque yo lo rescate para rescatar tu memoria, in-rescatable, o para rescatarte a ti en la mía.

Así es esta vida, en la que únicamente el mañana es cierto, y sólo hasta que sea presente (y después pasado), cuando será, ya para siempre, dudoso.

lunes, agosto 09, 2010

Cosmológica

Dudo. Dudo y gozo meciéndome en la duda, acunándome en ese deslumbrante enigma estelar que llena de sentidos a este humilde cometa.

Dudo si tu vida, vida mía, es el resumen físico de mis sueños o si, por el contrario, eres, amada, el sueño mismo, ése que precede al verdadero big bang.

Y vivo, no en esa duda, sino por ella.

martes, julio 27, 2010

¿Para qué más?

Como a cualquiera, me gusta que se cumplan mis sueños. Pero mi sueño se cumplió antes de soñarlo. Mi sueño fué vivir.

martes, julio 13, 2010

Mero clik

He vuelto al mar y he vuelto a no verlo. Lo miré pero no lo vi. Ya no veo lo que sólo miro. Necesito ser penetrado, transitado, disfrutado, vivido, soñado por la imagen, para verla. Preciso tiempo y espacio, sosiego y ritmo. Lo que miro ha de proponérselo para que pueda verlo. Al mar no le basta su grandeza, su infinitud, su rumor eterno. Ha de estar por mi. Ser por mi.

O permanecer en la instantánea abandonada.

jueves, julio 01, 2010

Un poco más allá

Simultáneamente, fabrico y ocupo mis casillas, lo que me hace sospechar que lo único que hago es jugar con ventaja.

Paralelamente, un dispositivo adosado a mi ser, otorga un halo de semitrascendencia o excitación a ese “fabricar y ocupar”, como si le interesara (al dispositivo) que no dejara de creer que lo que hago es vivir.

Animalmente, omito que hay razones para pensar y me pierdo en defensa propia.

Pero, diariamente, me reencuentro en la esencia aplazada, en los reveladores extravíos de los otros, en mi pausa nunca lograda, en los ojos cerrados por la inútil fatiga, en el negativo de lo obligado.

viernes, junio 11, 2010

Aprendizaje

Todas las cosas que aquella chica (el amor de mi vida) me enseñó, no las entendí entonces, sino que las voy aprendiendo, paso a paso, en mi suave descenso hasta el infinito.

Todos esos sueños que las noches y los días de mi corazón me susurran sin cesar, habré de re(s)catarlos en el recuerdo o moldearlos con la imaginación, para besar a la vida como un orate sincero.

Nada sé. Sólo sabré o supe.

Si me quitan el tiempo, me convierto en un absoluto ignorante. En un enamorado.

Dicen que merece la pena, pero lo que merece es la no pena.

martes, junio 01, 2010

Caminar por un sueño inacabado

Del sol a este lado, me creo todo menos que existan los ángeles, pues son poco más que nosotros, pero con alas. Siempre me parecieron construcciones artificiales sin ninguna gracia, meros secundarios, probablemente necesarios para pergeñadores de engaños. Igual que las sirenas, tan poco atractivas que han de ocultarse tras su canto. O como el éxito, tan valorado que lo hace sospechoso.

Bajo el fuego, me mantengo fiel durante unos kilómetros, mas, andando andando, a mi felicidad le empieza a entrar un hambre que sólo se sacia si el cielo se fragmenta. Otra cosa sería allá por la cara oculta, donde la verdad veranea sus sentidos sin sentido.

viernes, mayo 28, 2010

Amasando

Seguramente, para aliviar el trabajo diario de soportarse, no hay nada como dejar de ser el centro. Descentrarse.

El descentramiento puede alcanzarse mirando hacia otro lado, acercándose a otros mundos, amando. En definitiva, practicando el altruismo.

Otros modos pueden ser el alejarse del centro, practicando el nomadismo excéntrico, o el adelgazar tanto el propio ego que ya sea igual la posición que se ocupe.

Pero hay una forma de descentrarse a la que tengo especial cariño: el engorde. El ser centro y periferia. El ser uno y otros. Un gran balón que todo acoge, que rueda y bota integrando, que prescinde del tiempo para mezclar antecesores y sucesores, que obvia el espacio para invitar a prójimos y lejanos, que ignora los perfiles para hibridar diversos.

Este método no requiere de grandes cualidades personales.

Este método sólo exige soñar.

martes, mayo 18, 2010

En la noche

En la oscuridad de la noche todo se ve más claro.

Agazapado entre las sombras, me puse a espiar a los ladrones de sueños. Pero no apareció ninguno. A los únicos que alcancé a ver fueron a aquellos que acechaban mi descuido, merodeando impacientes con la insensata pretensión de robarme el tiempo.

Publicistas, mercaderes, predicadores, tecnólogos y aprendices de tertuliano2.0, no estaban interesados en apropiarse de mis sueños, sino de mi tiempo. Querían mi sangre, no mi vida. Esos vampiros necesitaban mi plasma para alimentar el motor del que son piezas inertes y desdeñaban, ignorantes, todo lo valioso que yo pudiera poseer.

Nunca olvidaré aquella noche en que salí a buscar malvados ladrones y sólo encontre estúpidos eslabones sin tiempo.

lunes, mayo 10, 2010

Dúo

Nadie nace para soñar.
(El ritmo se pierde con los cuentos probables y se recupera con los sueños improbables).
Todos nacemos para vivir.
(Una vez surcados algunos mares, hay que empezar a distinguir cantos de rumores, sirenas de olas).
Y viviendo podemos soñar.
(Ya pasó el tiempo de los proyectos floridos, de elevar ofrendas a fuegos artificiales. Llegó el tiempo de hacer honor a los regalos de la naturaleza, de encadenar los pasos desde el bello vacío del desierto).
Y soñando podemos vivir.

lunes, mayo 03, 2010

Transfusión

Me quedé sin tinta
de tanto escribir lo viejo.
Recargué la pluma con mi sangre
y escribí lo nuevo.

"Que el mundo es y será una porquería, ya lo sé"

sábado, mayo 01, 2010

6

Un extraño mecanismo convierte lo ascendente en relevante, postergando lo descendente e invitándonos a considerar que alcanzar la cima es lo trascendente, cuando la naturaleza demuestra que realmente lo son las bajadas subsiguientes.

miércoles, abril 21, 2010

5

Un extraño mecanismo convierte lo puntual en relevante, postergando lo persistente e invitándonos a considerar que la erupción es lo trascendente, cuando la naturaleza demuestra que realmente lo son las cenizas subsiguientes.

lunes, abril 12, 2010

Certera levedad

Las mil y una imágenes del medio día remiten a un postrero misterio de energía. Sus destellos esconden y prometen una verdad aplazada detrás de las luminarias.

Luego, la tarde penetra. El peso de los sueños empieza a ser más llevadero. Parece que nunca existió, que los cerebros de la mañana lo crearon, en su empeño por lastrarlos con piedras humanizantes.

Al fin los sueños, naturalmente acurrucados en su lecho de noche, se tornan tan livianos como una buena amistad, tan silentes como un viento sosegado, tan difíciles de atrapar como lo cierto.

domingo, abril 04, 2010

En riesgo de exclusión

Cuesta elucubrar cuando se mira de frente a la belleza. La tinta de los mapas se corre.

Juana se demoró aquella tarde contemplando los fuegos del cielo y perdió la coherencia.
Vicente se entretuvo todo el verano en abrazar una idea y perdió el norte de sus aspiraciones.
Enrique se sumergió varios años en los ojos de su vecina y se olvidó de la tabla de multiplicar.
Isabel se abandonó para siempre a sus sueños y ya es incapaz de expresar la razón de su felicidad.

domingo, marzo 28, 2010

A su merced

Disculpad si no puedo explicarme.
Las palabras me evitan.
Un sueño de libertad las atravesó
-tal vez yo tuve algo que ver-
y decidieron emanciparse,
Aprendieron a caminar solas.

Yo quiero dar explicaciones pero sólo me sale lo que ellas quieren.

Ellas se explican y me explican por si mismas.

lunes, marzo 08, 2010

Ya no sé vivir

El otro día, alguien muy querido, afectado de Alzheimer, me dijo: “Ya no sé vivir”.

Siempre sospeché que era necesario vivir para saber, pero ¿saber para vivir?

Yo tampoco sé vivir, mis rutas también han sido borradas (si es que alguna vez existieron), los sueños las convirtieron en desierto, ¿supe alguna vez vivir?

Vivo sin saber vivir, pero sabiendo que vivo sin saberlo.

viernes, febrero 19, 2010

Diccionario para soñar: velar

VELAR: Observar atentamente, estar sin dormir el tiempo destinado de ordinario para el sueño, cuidar solícitamente, persistir el viento durante la noche


Estamos muy cerca de despertar cuando soñamos que soñamos.
Llegará el día en que el hombre no dejará de dormir y velar a la vez.
Friedrich Leopold von Handerberg (Novalis)

lunes, febrero 15, 2010

Mi amor

Cuando entendí que la abertura que abría mi vida hacia el caos desordenaba mi estupor, ordenándolo, comencé a valorar la sencilla incoherencia de los sueños.

Se abrió una ventana llena de sentido, atravesada por un imposible viento de ida y vuelta, capaz de explicar lo inexplicable. Fué por ahí por donde tú te colaste, retadora.

La historia mil veces repetida de alguien que por el simple y grandioso hecho de nacer, de percibir que nace, enloquece de pasión y pretende, desde su soberbia, amar y conocer.

No tú, sino tu vida, inalcanzable (también para mis palabras), me enseñó la máxima cota a la que podría aspirar: aprovechar los instantes despierto para sentir el viento.

miércoles, febrero 03, 2010

La vida

Perdiendo el tiempo se encuentra la vida. Es el trasfondo de un sueño recurrente. Y el desafío que me lanza el universo desde su indeterminada extensión, desde su supuesta profundidad. Todo me interpela a cada momento y me pide que lo saque a bailar.

Hay tantas cosas en el mundo por las que llorar, tantas por las que reír, tantas que aprender, tantas que enseñar, que ponerme a escribir aquí, desde mi, me parece una pérdida de tiempo.

No puedo dejar pasar esta oportunidad de perder el tiempo.

viernes, enero 29, 2010

Misterio glorioso

Acabo de llegar de un viaje luminoso. Caminé junto a las nubes por la quintaesencia de las cosas, bordeando de refilón los límites del lado oscuro y apañándome para ejercer como un activista de la luz que lucha contra las medias tintas. Una travesía de años.

Recién aterrizado, acomodo como puedo mi espíritu y mi trasero a estos tonos gris mediocre que ahora me tocan vivir. Desde esta tiniebla, desde el bus que me lleva, junto a otros (otras, más bien; inmigrantes, más bien), hacia actividades cotidianas (rutinarias, más bien), contemplo las nubes con las que no hace mucho alternaba y a las que oigo hablarme como no lo hicieron entonces. Me hacen saber la existencia de esa enorme energía que anuda los miles de minúsculos retazos de ilusiones, prejuicios, deseos, genialidades, cobardías, amores, dolores, hábitos, frustraciones, pensamientos y sensaciones de todos los que viajamos en el bus. Un mundo plano, cristalizado y unido por una fuerza interior con mayor carga poética que todas las galaxias sumadas.

Mirando las nubes por la ventanilla, sueño la fisión irrealizable, el gesto del niño que desarmara el hechizo con un solo dedo, provocando el estruendo de alegría que ya existe, a punto e inadvertido, desde siempre.

sábado, enero 23, 2010

Sueño a sueño (encaramado)

Un sueño es un mirador que, al abordarlo, ofrece la vista de otro sueño, la posibilidad de otro sueño antes invisible.

lunes, enero 04, 2010

Estigmas

Dejé de correr tras la felicidad para dejar que me alcanzara.
Dulcemente.

Dejé de esperar a la realidad para dejar que me esperara.
Dulcemente.

Dejé de desear besarte para dejar que me desearas.
Amargamente.

Todo es prescindible, incluso la vida.
Todo es prescindible, menos tus labios.

sábado, enero 02, 2010

2010

Como Buñuel y otros sabían, los sueños son capaces de escapar a la visión mediatizada de la realidad.

Mi sueño lo hizo.

Soñé con seres interestelares que, al contrario de lo que se ha hecho creer, no viajaban a gran velocidad. Lo hacían caminando. Caminando a paso humano.

Aunque da igual.

Da igual lo lento o rápido que se camine. Siempre hay un momento, un sólo momento, en que dos seres interestelares acompasan sus vidas.

Te soñé andando a mi vez.

viernes, enero 01, 2010

4

La ciencia del amor no es una rama de las ciencias económicas.
Las leyes de costes no rigen en la transferencia de bienes amorosos.
Aunque me da la impresión de que pocos piensan así.